Escuela de Ajedrez

Master Chess es una escuela de ajedrez a la vanguardia del ajedrez educativo más que competitivo, donde los valores del deporte prevalecen sobre los resultados. Parece que para ganar todo vale…. y nosotros enseñamos que ganar es la consecuencia del esfuerzo y del fair play…. y quien aprende… siempre gana.

Ajedrez educativo

 

 

MASTER CHESS , te ofrece clases  de ajedrez muy divertidas.
Ven, conócenos y disfruta de este deporte con nosotros !!!

Para descargarte la inscripción y recibir clases con nosotros,puedes solicitarla a: ajedrez@masterchess.es

MASTERCHESS,  es una escuela de ajedrez que ofrece diferentes cursos de ajedrez CON DIFERENTES NIVELES

Es para niños como para adultos y  nuestros cursos pueden ser:

  • Presenciales
  •  On line, a través de nuestra plataforma
  • En centros culturales o educativos como colegios, etc.

Disponemos de profesores titulados, con experiencia profesional y alta capacidad docente. Y también disponemos de modernos medios tecnológicos en el ámbito de la enseñanza. Somos de los que pensamos que una enseñanza de calidad,  se basa en la calidad de los profesores, la calidad de los contenidos y por supuesto de los mejores medios técnicos o recursos educativos para llevar a cabo un eficiente proceso de formación.

SIEMPRE TRABAJAMOS DESDE UN PUNTO DE VISTA ALTAMENTE PARTICIPATIVO Y DIVERTIDO

 

Para más información sobre el curso lectivo actual puedes hacer click  en este texto

Y si deseas jugar al ajedrez en nuestra escuela puedes hacer click en : Jugar al ajedrez

 

Valores del ajedrez
¿Qué valores del ajedrez ofrece nuestra escuela?
  • Respeto. El ajedrez exige un absoluto respeto a las reglas de juego, y con las primeras derrotas aprendes a respetar y estimar a los rivales en su justa medida. …
  • Honestidad. Decía Shakespeare hace más de cuatro siglos “El ajedrez es un juego honrado”. …
  • Responsabilidad. …
  • Perseverancia.
Respeto

El ajedrez exige un absoluto respeto a las reglas de juego, y con las primeras derrotas aprendes a respetar y estimar a los rivales en su justa medida. También te acostumbras a cuestionar tus propios puntos de vista y a valorar la experiencia y el desempeño de los demás.

Honestidad

Decía Shakespeare hace más de cuatro siglos “El ajedrez es un juego honrado”. Y ciertamente, no hay espacio para las trampas ni para la hipocresía en el universo de las sesenta y cuatro casillas.

Responsabilidad

El ajedrez es una práctica individual, en la que no interviene el azar. No podemos echar la culpa al árbitro y no valen las excusas. Por ello, asumimos el éxito y el fracaso como algo propio y merecido, fruto directo de la cantidad y calidad de nuestro esfuerzo.

Perseverancia

Cuando no somos capaces de hallar una buena jugada, aun así tenemos que mover una pieza. Ello nos obliga a insistir, a buscar métodos alternativos; a seguir trabajando, ser creativos y optimistas, manteniendo la esperanza aun en las situaciones más difíciles.

El ajedrez nos enseña tener prioridades y concentrarnos en la amenaza más peligrosa o el plan más importante. Esta capacidad de establecer prioridades nos ayudará en la vida cuando tengamos que elegir entre varias opciones. Al haberlo entrenado, nos saldrá más fácil elegir la opción que más nos servirá